martes , agosto 20 2019

Antes de hablar de Ideología de Género en las escuelas son muchas las cosas por resolver

  • Por Jarlen Espinosa.
    Santo Domingo Norte. – Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o UNACEF por sus siglas en ingles, «la falta de programas de educación y servicios de salud sexual y reproductiva» son una de las causas por las cuales la República Dominicana se encuentra en el quinto lugar en América Latina y El Caribe, en materia de embarazos en niñas y adolescentes.

Los intereses de muchos podría llevarles a justificar el hecho de que, si estamos en quinto lugar no estamos tan mal, cuando lo correcto es no figurar en esa lista en el top 5 o por lo menos con un margen negativo menor.

Las estadísticas de República Dominicana con África

Virginia Saiz fue más lejos sobre este tema al ser entrevistada en el mes de Enero de este año, sobre los embarazos en niñas y adolescentes y llegó a comparar las estadísticas de República Dominicana con África, puesto que este pais se encuentra «a la cabeza de la región en cuanto a embarazo se refiere».

Antes de hablar de Ideología de Género a nuestros hijos en las escuelas, vamos a fomentar programas educativos que ayuden a reducir los feminicidios tanto en las actuales generaciones como las que vienen.

En la lista de paiese de América Latina con mayores tasas de feminicidios también se encuentra República Dominicana, con estadísticas «iguales o superiores a 2 casos por cada 100.000 mujeres», según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

De 149 paises que figuran en el ranking realizado por Índice de Prosperidad sobre calidad en la educación, la República Dominicana ocupa el puesto número 90.

Pero, ahora el señor ministro de educación, Antonio Peña Mirabal, quiere que se le hable a niños y adolescentes de Ideología de Género, sin haber enfrentado los problemas anteriormente mencionados.

Patricia Acra en un artículo publicado en el Listín Diario, hace referencia al estudio realizado por el doctor Paul Thompson, de la UCLA ( University of Californis, Los Angeles), en donde establece que en los primeros años de vida los niños no razonan lo aprendido, sino que, lo almacenan e imitan.

Es decir, sería condicionar el comportamiento de alguien que todavía no sabe lo que quiere y que pudiera elegir en el mañana no de manera intrínseca, sino, por imitación de lo anteriormente aprendido.

¿Cómo podría asimilar un niño de cuatro a seis años que personas de un mismo sexo pueden convivir como pareja, mamá con mamá y papá con papá?

Si queremos igualarnos a los paises desarrollados, empezamos por desarrollar nuestras generaciones como entes productivos y de referencia en materia de tecnologías u otros campos, en esas listas es que deberíamos figurar señor ministro.

 

Compartir

Vea también

Relatos cortos: El parto doloroso de la Academia de Historia

Por Roberto Valenzuela La transformación de la Revista Clío de un modelo tradicional en moderna, …