sábado , octubre 20 2018

“¡Ay mi hijo!” son las únicas palabras de una madre frente al cadáver de su hijo

Por Jarlen Espinosa.
Sabana Perdida.- Con una voz debilitada por el llanto derramado, sin fuerza en sus piernas, sentada en una silla, con un dolor en el pecho y el intento fracasado de quienes tratan de darle consuelo, así, se encontraba Margot llorando el cadáver de su hijo Saitel.

Un vecino del sector Costa Linda en Sabana Perdida, donde se crió.

Murió de forma lamentable.

Quienes conocimos a Saitel, sabemos que era tranquilo y trabajador, quien a pesar de hacerse un adulto, es quien se mantuvo más cerca de su madre, Margot.

Ella. Ella sencillamente no haya consuelo, no encuentra el porqué que le justifique la muerte de su hijo un día antes de que este cumpliera sus 35 años.

Ayer siete de septiembre, sería el cumpleaños de Saitel Cuevas Ogando quien decidió celebrarlo el sábado seis porque tenía que trabajar el domingo.

Quién diría que luego de un poco de diversión con su pareja estos discutirían y que luego de escuchar que ella lo dejaría, tomaría la peor decisión de su vida, ir a su cuarto, encerrarse, y envenenarse.

¿Porqué lo hiciste Saitel?

Estoy seguro de que no puedes leer mis palabras desde donde te encuentres, que no sepas la magnitud del dolor que has dejado en tu familia, en especial en tu hijo, ese chiquillo de unos siete u ocho años que mientras su tía, tu hermana, y su abuela, tu madre, lloraban por ti, él, no dejaba de mirar tu rostro.

No creo que haya valido la pena Saitel, quien era tu pareja fue detenida por las autoridades y luego que las investigaciones arrojaron que tu mismo te habías envenenado, la dejaron en libertad, está viva, como se supone debías estarlo tu también.

Que descanses en paz, tu muerte ha consternado a tus vecinos en Costa Linda.

 

 

Compartir

Vea también

(Vídeo) Colapsa pared en Los Guarícanos y destruye unas cinco viviendas

Por Jarlen Espinosa. Villa Mella. SDN. Fruto de los intensos aguaceros que arroparon el municipio …