miércoles , enero 16 2019

Con bombas lacrimógenas no se calmará el dolor y angustia de familiares de fallecidos y desaparecidos en la explosión ocurrida en Polyplas

Por Jarlen Espinosa.
Santo Domingo. – Cómo si no fuera suficiente el dolor el  y la incertidumbre a la que han sido sometidos los familiares de fallecidos y de los aún desaparecidos en la explosión ocurrida en la empresa generadora de plástico en Villa Agrícolas, POLYPLAS, ahora también se les lanzan bombas lacrimógenas.

Ante tanta tristeza dudo mucho que esas familias necesiten  que sus ojos sean estimulados con las referidas bombas para derramar lágrimas, ya es demasiado con la desgracia ocurrida.

Pero así es como saben resolver las cosas la mayoría de los miembros policiales, con bombas y a veces a tiros, oprimidos arremetiendo contra sus semejantes, con unos meses de entrenamiento en donde a quedado más que demostrado que, o no les enseñan a servir a la ciudadanía, o ellos sencillamente no lo aprenden.

Obedeciendo “ordenes” de algún superior, superior que de seguro no toma en cuenta el daño que ocasiona este accionar al mismo Director de la Policía Nacional, Ney Aldrin Bautista Almonte.

El peligro

Pero este siniestro no solo ha mostrado las debilidades de los policías para tratar a los ciudadanos, más que eso, ha quedado evidenciado el peligro que representan empresas como estas operando en lugares poblado como es el caso de Villa Agrícolas.

Así como la “falta de planificación” decía una colega, por parte del Estado, tomando en cuenta la distancia que existe entre esta empresa, una de las que están ubicada en la zona, con algunos centros educativos como el liceo Manuel Aurelio Tavárez y el Centro de Atención Integral a La Primera Infancia (CAIPI), que a pesar de que se encuentran en la calle Felix Evaristo Mejía y aunque le divide la calle Sacrario E, Díaz de POLYPLAS Dominicana que se encuentra en la calle Anibal de Espinosa.

Cualquiera pensaría que la distancia es aceptable, pero, los hechos han demostrado que no es así.

El hecho ha consternado al país

Cuando sucede un hecho como este que ha consternado al país, en donde la prensa se hace eco de las declaraciones de todos los involucrados, dígase POLYPLAS, afectados y sus familiares, organismos de rescate, etc, se debe tener mucho cuidado con el trato y el tipo de informaciones que se ofrece, puesto que, por encima de los intereses monetarios debe primar el aspecto humano.

O sea, no le es difícil a un pueblo consternado unirse al clamor de afectados y apoyarlos cuando se pretenda cometer algún abuso en contra de los mismos.

No creo que las bombas lacrimógenas aporten algo…

Compartir

Vea también

Relatos Cortos: El “país se llama país” por los aportes de Trujillo

Por Roberto Valenzuela. Este “país se llama país”, primero por la invasión norteamericana, y luego …