domingo , diciembre 15 2019

CONTINÚAN EL DESFALCO Y LA MALVERSACIÓN EN JUNTA MUNICIPAL DE LA VICTORIA

Por Carlos Méndez.
D. M. La Victoria
. – Para cumplir con el mandato de la ley, este 16 de agosto los alcaldes y directores municipales de todo el país deberán rendir cuentas a la comunidad que los eligió de su gestión de los últimos 12 meses.

En La Victoria enemos dos años escuchando al director jactándose de la adquisición de equipos: Autobuses para el transporte de estudiantes, camión recolector de basura y tractores para el arado de tierra a los campesinos. También mencionará el gredar y el rodillo para el acondicionamiento de caminos, pero “olvidará” mencionar que para eso la presidencia aportó los fondos.

En vista de que todas esas adquisiciones son anteriores al período que se debe informar, esperamos que se nos informe de las realizaciones recientes, y que si menciona los tractores sea para decir lo que con ellos se ha producido, que el director y sus cómplices no podrán mostrar sin hablar mentiras.

Que si se menciona – ¡Otra vez!- el compactador, sea para decirnos que con el mismo se resolvió el problema de la recolección de basura, lo cual es evidente que no ha sucedido.

Que si de nuevo nos hablan de las tarjetas del metro, el transporte y las ayudas a los estudiantes, sea para para mostrarnos resultados en la cantidad de estudiantes que se han graduado a partir de ese programa en el que se ha invertido más recursos que en cualquier otro sector.

No vamos a ampliar el tema del programa de estudiantes porque dedicaremos un artículo exclusivo a ese tema para demostrar que lo que pudo ser un programa beneficioso para los estudiantes y la comunidad, ha sido un despilfarro millonario e inútil, con el único propósito de agenciarse la simpatía de los estudiantes y promover la candidatura inorgánica de una persona a la que hace tres años no se le conocía sentimientos de solidaridad por los desposeídos y en cambio ella misma reconoce que aborrecía la política.

Esperamos que si se mencionan el gredar y el rodillo se nos diga por qué no se han reparado nuestros caminos vecinales, como la importante vía de Rancho Arriba que comunica a Chirino con La Victoria. Casi 8 millones de pesos se consignaron en el presupuesto de este año para la Reparación y Acondicionamiento de Vías de Comunicación que no se han ejecutado.

Lo que sí queremos que se nos explique es a dónde fueron a parar los recursos de las obras que han dejado de hacerse desde que inició la presente gestión, sometida a la justicia por la responsable Comisión de seguimiento del año 2017, y denunciada por nosotros durante todo el año 2018 y este 2019 que casi termina por malversación y desfalco de los fondos públicos.

¿Qué han hecho con más de 25 millones de pesos en obras que debieron realizarse el año pasado y no se hicieron?

Entre esas obras se encuentran la reparación del cementerio de Guanuma, la construcción de la cancha y reparación del Play de la Ceyba, remozamiento de la entrada de La Victoria y otras obras por más de 6 millones de pesos, incluyendo la construcción de estanques de peces y un programa de cría de conejos.

Al finalizar este año, esta administración habrá manejado más de 300 millones de pesos, de los cuales unos 125 millones debieron invertirse en obras, y no existe una obra de dos millones de pesos de la cual la comunidad pueda sentirse orgullosa o al menos satisfecha. Todo son parches, remiendos, alllantes para hacer creer que están haciendo algo y para disimular el desfalco.

La excepción la representan unos elefantes blancos que llaman “zona Franca”, que solo en la cabeza del director puede caber la idea de que servirán para algo.

Pera ya La Victoria no está para allantes, pues aquí se está manejando mucho dinero; Dinero que debería servir para el progreso y desarrollo de este pueblo.

En la próxima entrega analizaremos la programación del 2019.


Continuaremos…

Compartir

Vea también

Alcalde de SDN iniciará proceso legal si compañía recolectora no se pone al día

René Polanco: «Nosotros pagamos a tiempo, no tenemos ningún tipo de deuda, por tanto, no …