sábado , octubre 20 2018

Un departamento de “anti-ruido” para qué si no funciona, no sirve

Por Jarlen Espinosa
Santo Domingo Norte.- Al menos no para mi, no en mi sector, no en mi caso, y por lo que he podido contactar en las redes a través de decenas de comentarios, no soy el único que sufre esta pesadilla.

Son las 12:43 de la madrugada del domingo 10 de junio del 2018, desde las 8:00 pm de ayer sábado, un monstruoso equipo de bocina tiene a decenas de personas, niños, adultos, adultos de la tercera edad, enfermos, reciennacidos, etc, que residente en Costa Linda y Colinas del Ozama 2da, en constante zozobra.

Luego de dos llamadas con espacio de tiempo de una hora al 911, para que te transfieran al departamento de anti-ruido, y luego de dar los datos, dirección, nombre, especificaciones de como llegar y que nada suceda, qué se puede hacer, ¿Volver a llamar?

¿Porqué sacarnos de las costillas recursos destinados a un departamento que no funciona?

Pero lo lindo del caso es que no tengo lo de alquilar una discolay para contrarrestar el ruido de sus canciones que hablan de droga, sexo y alcohol, con una canción de Liliana Felipe a todo volumen, “Nos Tienen Miedo Porque no Tenemos Miedo“.

Como si no fuera suficiente con que el sistema nos arrebate la posibilidad de vivir dignamente, ahora hay que permitir que desaprensivos nos roben el sueño, ya ni soñar se puede en la República Dominicana.

Por suerte tengo esta profesión, para desahogarme y denunciar a través de las palabras, pero, créame cuando le digo que el ver a sus hijos con sueño y sin poder dormir, una madre hipertensa y una abuela con trastornos con ojeras en sus ojos, le siembra a uno el deseo de haber sido un guerrillero o franco tirador y usar cada bocina de blanco,

¿Qué anti-ruido ni que ocho cuartos? Eso no funciona.

¿Así me retribuye el estado mis impuestos?

 

 

Compartir

Vea también

Relatos Cortos: “Duarte es el único que unifica a todos los dominicanos”

Por Roberto Valenzuela En un país con tantas virtudes, gestos heroicos, pero de tantas contradicciones …