viernes , septiembre 21 2018
Inicio / Opiniones / Estudiantes del Ave María tratados como si fueran teroristas+vídeo

Estudiantes del Ave María tratados como si fueran teroristas+vídeo

Por Jarlen Espinosa
Santo Domingo Norte.-El que la seguridad del gobierno de la República Dominicana revisaran las mochilas a decenas de estudiantes del Ave María durante la inauguración del Teleférico de Santo Domingo, sea visto por muchos como algo normal o una medida de “seguridad“, yo, no lo vi así.

Al menos no creo que la forma haya sido la mejor elegida en materia de seguridad.

Unos cincuenta estudiantes del centro educativo El Ave María en Sabana Perdida, se trasladaron hacía la estación de la Charles de Gaulle del Teleférico para desde allí hacer el recorrido para el cual habían sido elegidos.

Si yo fuera maestro y me pidieran que eligiera algunos alumnos para realizar un recorrido en el que estará el presidente de mi país, sin duda alguna, elegiría a los de mejor comportamiento y rendimiento, para incentivarlos, me atrevería a postar que así lo hicieron los maestros del Ave María.

A la llegada de los estudiantes junto a varias maestras y dos hermanas (monjas) administrativas del centro educativo, el hogar, el politécnico y demás, fueron colocados en fila uno detrás del otro.

Algunos miembros de la seguridad del gobierno como coordinadores del Teleférico le informaron a las hermanas por donde tendrían que entrar, “por el otro lado“, para que cruzaran por donde se realizaba el cheque de rigor.

Ya en el lugar por donde sí podían entrar, varios miembros de la seguridad revisaban a los niños, abriendo sus mochilas.

Una amenaza

Y yo me preguntaba, ¿Qué puede llevar un estudiante de los allí presentes en su mochila que represente una amenaza?

¿Armas de fuego?

¿Una bomba para explotar la estructura del Teleférico?

Ensimismado me dije, ¿Y será verdad lo que veo? Tratar a niños y adolescentes dominicanos como Yihadistas.

Abrirles las mochilas en público diciéndoles “el gobierno no confía en ti niño, tu podrías ser una amenaza“.

Yo lo interpreté así.

No compartí las restricciones a trabajadores de la prensa, no dejar entrar a varias de las maestras que acompañaban a los estudiantes, pero se aceptaba, sin embargo, el trato inadecuado desde mi punto de vista contra niños y adolescentes sobrepasaron mi nivel de tolerancia.

Por suerte y para la seguridad del primer mandatario, no se produjo una detonación de algún lapicero que le diera por derramar su tinta, y que los correctores no fueron utilizados como granadas explosivas.

Para quienes no han entendido, no es que no se haga una revisión por medidas de seguridad, es que con tanta tecnología y detectores de armas que existen, al menos en la República Dominicana, deberían existir formas más elegantes y profesionales de hacer las cosas.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Vea también

Roberto Valenzuela: En Moca y San Francisco inició la Guerra Restauradora

Por Roberto Valenzuela Como se ha pretendido alegar, nuestro anterior relato, en que explicamos que …

Comentarios: