martes , agosto 20 2019

¡Gracias David Ortiz!

Por Jarlen Espinosa.
Santo Domingo Norte. – Muy lamentable, son las palabras con la que se trata de calificar el hecho de violencia ocurrido en contra del ex-beisbolista y estrella de las Ligas Mayores de Beisbol, David Ortiz, en el “Dial Bar and Lounge” ubicado en la calle Presidente Vásquez del Ensanche Ozama en Santo Domingo Este, tal como destaca el principal medio de noticia en ese municipio Ciudadoriental.com.

A mis doce años empecé a tomar prácticas de beisbol en el Club Hermanos Rojas Alou en la Charles de Gaulle, Sabana Perdida, SDN, recuerdo que el centro deportivo realizó un viaje para el Quisqueya, jugaban los Leones del Escogido ( llamados hoy Capital) contra los Trigres del Licey.

No recuerdo en que entrada, pero, le tocaba el turno al bate a los jugadores del Escogido y sono una canción que anunció la entrada al «home» (plato) del primera base en ese entonces, fue la primera vez que vi a David Ortiz, quien varios años después se convertiría en el «Big Papi».

La canción era Jump Around de House Of Pain

Ese bateador Le daba durísimo a la bola, en el partido completo los lanzadores no lograron poncharlo, y aunque siempre he sido Liceísta, ese jugador Escogidista había ganado mi admiración, cuando yo a penas estaba en la categoría Infantil de 12 a 13 años, soñando con alcanzar una firma.

Pasaron los años y la carrera de Ortiz fue ascendiendo pasando por varios equipos como Seatle Marins (Marineros de Seatle), Minnesota Twins (Mellizos de Minnesota) y en los Red Sox (Medias Rojas de Boston) en donde logró destacarse en gran manera.

Yo no logré continuar jugando beisbol y solo llegué hasta la categoría de Pequeñas Ligas, pero, David si que se dió grande.

En cuanto a mi desarrollo profesional, llegué en el 2013 donde el destacado periodista Robert Vargas (el Sensei) para que me ayudara a sonar mis canciones urbanas en la radio, él, me dijo que no tenía esos contactos en la radio, pero, al escucharme hablar de música urbana, el siendo también maestro de profesión, me ofreció hacer una radio en la internet que, al final, el proyecto terminó siendo un portal web, Poderurbano.net.

Volví a ver a David Ortiz y no por la televisión

Intentando echar hacia delante el portal de música urbana, me dirigía hacia la Av. Venezuela, caminando por la calle Presidente Vásquez y, veo a David Ortiz, mantuve distancia por tratarse de una figura de quien no conocía en ese entonces que tan humilde es el «Big Papi«.

Pasaba constantemente por el lugar y al ver en tantas ocasiones a Ortiz en el referido centro comercial, llegué hasta pensar que ese negocio le pertenecía.

Los años fueron corriendo, gracias a Robert me fui insertando cada vez más en el periodísmo, el Sensei me fue guiando hasta que me habló de NoticiasSDN.com, es cuando decido ir al Instituto Dominicano de Periodismo para dar forma a la carrera que venía ejerciendo de forma empírica.

Para no cansarles con mi narrativa les comento que, el más pequeño de mis hijos le fue diagnosticado a los dos años y medio un soplo en el corazón, los estudios arrojaron que la válvula mitral era en donde se encontraba esa afección cardíaca.

Los doctores tomaron la decisión de medicarle para ver que tanto podían extender lo de la operación del niño.

Luego de que el niño cumpliera los cinco años en agosto del 2018, los doctores me dijeron que tenía que moverme rápido con el pequeño porque sus válvula estaba muy deteriorarada lo que estaba imposibilitando el funcionamiento correcto del corazón, es decir, que de no andar a tiempo se me podía morir el muchacho.

Para fines de seguimiento el niño era atendido en La Angelita y para fines de operación en CEDIMAT, en donde nos informaron que el costo de la operación de mi pequeño era de aproximadamente RD$150 mil pesos, yo sin ni uno.

Nada, empece a tocar puertas, algunas de las cuales tuve que tocar repetidas veces y otras me sorprendieron al abrirse con tan solo un toque, pero, al final, en el centro de salud nos informaron de una fundación que se haría cargo de todos los gastos de la operación de mi hijo, era la fundación David Ortiz Children’s Fund.

Mi Leoncito fue operado el pasado 7 de febrero del año en curso, y les puedo decir que gracias a los doctores de CEDIMAT y a David Ortiz, convirtiendose en uno de los cientos de niños que han sido beneficiados con esta lavor social desempeñada por el toletero dominicano.

El más traviso de la familia se encuentra bien y haciendome hablar, reir y atrapándome con su tierna mirada. Es lo más cariñoso de la casa.

República Dominicana y el mundo necesita personas con la calidad humana que posee David.

¡Gracias David Ortiz!

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Vea también

Relatos cortos: Trujillo era un santo al que rezaban y prendían velas

Por Roberto Valenzuela. Este 30 de mayo se cumplieron 58 años de la muerte de …