lunes , abril 6 2020

Los «wawawa» titereados para el beneficio de los «popis»

Por Jarlen Espinosa.
Santo Domingo Norte. – ¡Pueblo dominicano! ¿Cuántas veces has visto a tus verdugos hablar en tu nombre y acercarse a ti para hacerte creer que luchan por tu causa, por la justicia, por la democracia?

Hoy el escenario es frente a la Junta Central Electoral (JCE), en las proximidades de la Plaza de la Bandera, y no es primera vez que se protesta en este lugar, ya lo han echo antes, líderes a los que sí le importa el desarrollo de nuestro país, y en ocasiones, oportunistas que buscan sacar provecho, cual parásitos incapaces de establecer una relación mutualista, va contra su naturaleza.

Si bien es cierto que el comentario realizado por el candidato a diputado en Santo Domigo Este, Bolivar Valera (El Boli) hacia los jóvenes que protestan frente a la Junta, es una falta de respeto, no es menos cierto que el comentario de una «popi» es digno de evaluación.

Sobre las reacciones hacia el Boli han sido de mi total agrado, es bueno ver que no todos los chistes se le aplauden a los «influencers», sobre todo si son de muy mal gusto, la democracia del país y el puesto al que aspira el caballero demanda seriedad, pero, quizás el ver tantas payasadas de parte de algunos actores políticos le hicieron creer que él también podía entrar en «la onda» sin problemas.

«Los popis no cogemos pica pollo», es la expresión que les decía es digna de evaluación.

El escucharla al principio provoca el deseo de aplaudirla, imagínense ustedes, los famosos pica pollos que junto a los quinentos pesos ha comprado el voto de personas no solo de bajo recurso, sino también, carente de valores.

Sigo analizando la expresión en cuestión «Los popis no cogemos pica pollo», y el recordar que desde «Popilandia» se ha trabajado para crear una sociedad carente de valores, de donde sale el individuo sin la formación ni las oportunidades que ha tenido la autora de la frase, Yamile Hazim, es cuando se me pasa el deseo de aplaudir, cruzo los brazos, fijo la mirada a medias mientras inclino la cabeza hacia la izquierda hasta quedar de lado y sin que salga sonrisa alguna.

Es mucho lo que podría seguir diciendo sobre esa sociedad en que viven «los wawawa», canasta básica por encima de los RD$ 30 mil pesos, donde el sueldo mínimo más alto no sobre pasa los RD$17 mil pesos, y un sin número de situaciones…

¿Pero a quién beneficia esta manifestación frente a la JCE?

¿Al pueblo?

¿En una población de más de diez millones esos cientos alzan sus voces por «la democracia» y por «el pueblo»?

Saber que la joven Yamile es familia de Santiago Hazim, Coordinador Nacional de Ola Sector Externo en favor del candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, , no quita el derecho a protestar que tiene la joven, pero a mí, en lo personal, me hace pensar sobre el trasfondo de todo esto, puesto que donde prima el interés no hay espacio para la sensatez.

Y allá van «los wawawa», entre ellos los artistas urbanos, esos a los que algunos «popis» critican en público, pero que se disfrutan el ritmo en privado.

Aquellos artistas urbanos a los que los dueños de radiodifusoras se aprovecharon de su ignorancia para que troncharan un proyecto de ley que obligaría a que por el hecho de ser dominicano le tocaran en las emisoras sin pagar las costosas «payolas», le inventaron que este proyecto afectaba la libertad de expresión y se calló.

Hoy salen como si fueran «los más patriotas», algunos obligados a participar luego de haber opinado sobre la situación con el ex-gobernador de Puerto Rico, y aunque el escenario es distinto, hay que tratar de «quedar bien».

Sin embargo, he dado cobertura a protestas que sí son en favor del pueblo y no les he visto.

No participaron en la lucha por el 4% a la educación, no se han expresado ni por sus redes sociales en hechos de corrupción, de los protestas de profesores, de los médicos, de la Barrio Gold, de Loma Miranda, de echo en una ocasión en un escenario en el que participaron varios artistas urbanos, tuvo Residente que hacerse eco en defensa de Loma Miranda, mientras los que aquí guardaron silencio.

Da pena, saber que algunos dirigentes y movimientos a los que sí le importa el bienestar de esta Nación, se sumen al objetivo de un sector, creyendo que se está produciendo «un despertar».

Quizás no sea hoy, ni mañana o pasado que sentirán el peso de los hilos con que «los popis» los mueven, pero, sin duda alguna será a través del tiempo que se darán cuenta cuan tontos fueron.

No luchan por «el pueblo», es lo que le hacen creer un sector político que tiene un solo fin, su propio hallar su propio beneficio.

 

Compartir

Vea también

Todo indica que en el 2020 en la República Dominicana habrá un CAMBIO DE MANDO

Por Máximo López (hijo). Después de haber sido impactado por la bomba explosiva de la …