jueves , abril 9 2020

MPD: LA OTRA RAZA INMORTAL

Por Máximo López (hijo).
Hablar en la República Dominica de historia y no mencionar «La otra Raza Inmortal» conformada por los hombres del Movimiento Popular Dominicano (MPD): no es hablar de historia; es sustraerse de la realidad histórica de los hechos. Los emepedeistas constituyeron la llama que encendió la libertad del pueblo dominicano. Hay una historia que debe ser contada, pero para hacerlo, debemos tener objetividad. Esa es la misión de la historia como ciencia social y humana al estudiar los acontecimientos y hechos pertenecientes al pasado. Esa misma historia tiene grabada con tinta y sangre las siglas del (MPD).

Este puñado de valientes se entregaron en cuerpo y alma a defender su patria, a luchar por las libertades del pueblo dominicano -ellos también- “llegaron llenos de patriotismo”. El Movimiento Popular Dominicano (MPD) fue fundado el 20 de febrero del 1956 en La Habana, Cuba por: Máximo López Molina, Pablo Antonio Martínez Rodríguez, Ramón Mejía Pichirilo, José Moscoso, Julio César Martínez, Alfonso Espinal, Andrés Ramos Peguero y su hermano Francisco Eleuterio “El Chino” en un apartamento de “La Corea” (centro fílmico de La Habana), es a esos valientes hombres a los que he denominado: «LA OTRA RAZA INMORTAL».

Para entender la grandeza de la llegada del MPD al país cito al historiador y escritor dominicano Juan José Ayuso en un artículo bien conciso, quien enumero nueve acontecimientos -siete nacionales y dos internacionales- que marcaron el principio del fin del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina entre 1959 y 1961, los cuales citamos: “Las expediciones aérea y marítima de los días 14 y 20 de junio, con la inmolación de la casi totalidad de unos 200 combatientes que desembarcaron por Constanza, La Vega, y por Maimón y Estero Hondo. La conspiración antitrujllista de los sargentos de la Aviación Militar, que culminó con la prisión, tortura y asesinato de 22 hombres. Los Panfleteros. El descubrimiento de la conspiración del Movimiento Revolucionario 14 de junio.

El intento de asesinato del presidente venezolano Rómulo Betancourt. La protesta internacional de Caracas que produjo una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA). El asesinato de las hermanas Mirabal. La carta Pastoral Colectiva del Episcopado de la Iglesia Católica. Y la llegada el 4 de junio del Movimiento Popular Dominicano (MPD) del exilio cubano, que vino a enfrentar a la tiranía en seguimiento de su política de “Lucha interna o Trujillo siempre”.

No se pueden tener héroes favoritos, menospreciando unos y glorificando otros, – ¡NO, claro que no! – Esa OTRA RAZA INMORTAL trabajó por y para la patria, porque ellos, sabían que vivir sin patria, era lo mismo que vivir sin honor, por eso, muchos de ellos; al igual que el patricio Sánchez, estuvieron de acuerdo en honrar con su sangre la causa del honor de la patria. Las ideas liberales de los emepedeistas siempre han sido firmes y combativas, como lo fue el general Restaurador Gregorio Luperón, quien no quería morir acostado, sino batallando por la patria. Esa «Otra Raza Inmortal» conformada por prohombres dieron todo: hasta su propia vida por las libertades del pueblo dominicano.

Es justo evocar y rememorar a tantos emepedeistas que sin lugar a duda forman «LA OTRA RAZA INMORTAL»

Compartir

Vea también

Los «wawawa» titereados para el beneficio de los «popis»

Por Jarlen Espinosa. Santo Domingo Norte. – ¡Pueblo dominicano! ¿Cuántas veces has visto a tus …