viernes , abril 19 2024

Madres dominicanas temen enviar sus hijos a las escuelas

Por Jarlen Espinosa
La preocupación de que le roben a sus hijos se ha apoderado de las madres de la República Dominicana, quienes sienten temor hasta de enviar sus hijos a la escuela.

Una ola de rumores y denuncias se han desatado en Santo Domingo en torno a los supuestos robos de niños.

madres-temen

Horrendo crimen

Esta preocupación se disparó luego del hallazgo de los restos de la niña Carla Masiel, víctima de un horrendo crimen.

El asunto es delicado, sobre todo en un país como el nuestro donde algunos temas lejos de recibir una solución, resultan ser un arma a utilizar por medios de comunicación para ejercer una de las diez estrategias de la manipulación, la señora distracción.

Hacer que nos enfoquemos en temas utilizados como bolas de humo para que ignoremos los de mayor relevancia.

¿Auspiciado por quién?

Eso sabrán ellos, aunque el poder de la mente es tanto que muchos se lo imaginan.

Y yo me pregunto ¿Es esta otra bola de humo?

De serlo le ha dado resultado, el pánico se ha apoderado de las madres dominicanas las cuales temen no solo de enviar sus hijos a la escuela, sino que incluso se lo arrebaten en las calles.

Están intranquilas, mientras tanto el Gas Licuado de Petróleo que se utiliza en la mayoría de los hogares para cocinar sigue aumentando cada vez más.

Lo lindo del caso es que nadie dice nada que tranquilice al pueblo, la Policía niega que esto de los robos de los niños sean reales, y por otro lado llueven las denuncias de personas que dicen haber presenciado supuestos intentos de secuestro a niños.

Mientras tanto, el señor Presidente de la República Danilo Medina no dice nada, claro, su cargo de Presidente no es para abordar esos temas, de eso que se encarguen los jefes y directores de los distintos organismos de seguridad.

Claro está, esa no fue la metodología aplicada por el flamante Presidente ante las declaraciones del Embajador de los Estados Unidos sobre la denuncias de corrupción en este país.

Obvió el orden jerárquico.

Tanto es el temor de las madres que he escuchado en ocasiones algunas decir, «mejor que no vaya a la escuela que la vida vale más».

Usted se imagina señor Presidente, con el nivel de calidad tan pobre que posee la educación dominicana y que se tenga que vivir con el temor de que un hijo le sea «robado» al salir de la escuela, digo pobre porque su «revolución educativa» solo ha creado más escuelas, pero no se ha visto un programa de atualización y capacitación de nuestros educadores acorde a los nuevos tiempos.

Me gustaría que el Presidente que brinca los charcos, el de la visitas sorpresas, el que «pone el oído en el corazón del pueblo» el «más votado de la historia», no solo se exprese sino que tome cartas en el asunto, ya que los rumores y denuncias de intentos de robos de niños se escucha en los barrios, hasta ahora no he escuchado a ningún funcionario decir que haya sido víctima de cosas parecidas.

¡Señor Presidente, dígase algo!

 

 

Compartir

Vea también

El voto preferencial municipal

Por Pablo Vicente. Santo Domingo, RD. – El voto preferencial es un sistema, el cual …