miércoles , septiembre 30 2020

El vertedero de duquesa, lo que falta por decir

Por Santos Martínez.
Santo Domingo Norte. – La gran humareda que registró esta semana el veredero de Duquesa, que
afecto cientos de hogares de la Provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional, es la realidad vivida en menor o mayor grado los moradores de Guaricano, Jacagua, Los Casabes, Residenciales de
la Jacobo Majluta Azar, de esta localidad, que por más de 20 años han recibido toda la basura que producen los municipios del Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional.

En los años 80 el vertedero estaba ubicado en la entrada de los Guaricano, donde hoy le llaman Barrio La Nueva Esperanza, años más tarde se instaló entre la comunidad de los Casabes y el Sector de Guaricano, en un terreno propiedad del CEA, finalmente fue trasladado a la comunidad de Duquesa, tras las luchas de los moradores de allí, un verdadero desastre.

La práctica los vertederos en la República Dominica, no cumplen con las normas de un relleno
sanitarios adecuados, la realidad es que son basureros, donde los camiones arrojan basura y más
basura, sin proteger el medio ambiente, todos nuestros ríos y arroyos fueron impactando
negativamente, me referimos al Rio Yaguasa, El Isabela, La Chorrera, afectando nuestra especie
acuática, donde la comunidad se abastecía del preciado líquido.

Nosotros calificamos esa humareda como un acto de irresponsabilidades colectivas de los sucesivos administradores públicos y privados que mantuvieron el control de Duquesa por todo este tiempo, manejando millones de pesos en sus operaciones; pero poca supresión al cumplimiento de las normas que dicen aplicar en los papeles escritos, que en verdad ejecutan. Con los recursos manejados por las diferentes administraciones, no se justifica las condiciones del el Incendio de Duquesa que hasta en tiempo de lluvias ha provocado incendio.

Debe resarcirse los daños provocado a las comunidades aledaña al vertedero, ya que la inversión pública en esos sectores es casi cero, Jacagua, Los casabes, no cuentan con suministro de agua estable, aceras y contenes, más 80 % del barrio no cuentan con calles asfaltadas, la energía eléctrica sigue siendo pírrica, la tasa de desempleo es alta, predominando el empleo informal, no existe un centro cultural o polideportivo que incentive a los jóvenes a desarrollar sus actividades físicas, el vertedero solo le han dejado muchas muertes producto de diferentes todo tipos de enfermedades respiratorias que se extiende hasta los residenciales próximos a los Casabes, de igual modo muerte por accidentes de los camiones condenadores.

Santo Domino Norte necesita mayor inversión, sigue esperando la terminación el Hospital
General Traumatológico Dr. Ney Área Lora con más de 8 años sin concluir, se necesita la
intervención del Ministerio de Medio Ambiente para poder respirar un medio ambiente sano,
sostenible y de calidad. Nos mantenemos en pie de lucha hasta que se le devuelva el color verde
que nuestro municipio necesita. Expreso santos Martínez

Compartir

Vea también

Relatos Cortos: Petán Trujillo iba asesinar a Balaguer

Por Roberto Valenzuela El incidente en que el general José Arismendy (Petán) Trujillo iba a …